martes, 19 de marzo de 2013

"The Company of Myself" (Post Scriptum)


En estos días, varios lectores del blog me han trasladado su falta de comprensión acerca de la última entrada. Como quiera que les conozco y como no tengo dudas respecto a su interés e inteligencia, hago esta aclaración a la vez que reconozco mi “falta” al no haber sido capaz de escribirlo con la claridad debida.
Deduzco, además, que otros muchos lectores que me son desconocidos habrán pensado igual, de modo que esta explicación es también para ellos.

Mi primera intención fue la de plantearme el reto de escribir un correo electrónico que fuera en sí un relato, sin ningún otro aditamento ni explicación contextual. En este caso, se trata del empleado de una empresa de videojuegos (“Alvin Games”) que escribe a su jefe y propietario de la firma para relatarle la inquietante sorpresa de haber encontrado en uno de los juegos (The Company of Myself”) una anomalía en su funcionamiento.

(De hecho este juego, -tipo Mario Bros-, existe en realidad. Me llamó la atención el nombre y de ahí partió la idea).

Al tratar de repararlo, encuentran en el código fuente unas líneas de programa que, en realidad y de alguna manera inexplicabl están escritas por el peronaje virtual del juego. Ese es el texto en cursiva del cuento.
Si uno fuera un personaje en un juego de ordenador, se haría muchas preguntas: ¿por qué corro tanto? ¿Cuál es el fin? ¿Alguien me dirige o me ampara? ¿Cuántas “vidas” me quedan?

Por si con esto aclaro algo, dejo a la imaginación del lector la posibilidad de que nosotros seamos a la vez los muñecos de un videojuego imaginado por alguien que “nos ampara y nos guía”, eso en el mejor de los casos.

Y si no, ¿Por qué corréis tanto? :)

5 comentarios:

  1. Pues me sorprende que necesites explicarlo, la verdad. Introducir la historia a través del email es lo que la hace ingeniosa, porque necesita que el lector participe y encaje las piezas. Probablemente esa falta de comprensión inicial se deba a una lectura precipitada y pasiva. No se...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, yo soy uno de los que no había entendido el relato. Y la aclaración de Qwerty me ha servido de ayuda, por mucho que yo nunca le hubiera sugerido que la prestara en abierto. No obstante, yo le conozco personalmente y le trato con frecuencia, con lo que estoy en una posición de ventaja con respecto a lectores terceros que tuvieran la costumbre de visitar el blog. Para ellos, la aclaración es un gesto de amabilidad y de buen anfitrión.

    Un abrazo, Sinuosa y Qwerty.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo17:33

    Merde!! y yo pensando que era un relato que empezaba aclarando un relato,
    estuve emocionadísima y orgullosa por tu originalísima ocurrencia hasta el penúltimo párrafo,
    es que eres cuentista hasta cuando aclaras

    (Yo también lo entendí a la primera)

    Lavinia

    ResponderEliminar
  4. De: Matrix
    Para: Personaje escritor/Serie QWERTY/Localización: algún punto perdido de la realidad virtual
    Asunto: Errata para corregir de inmediato

    Un error en la línea 13 [donde pone "...el 'peronaje' virtual..." debería figurar "...el 'personaje' virtual..."] puede desbaratar todos nuestros planes de mantener a esta caterva de ilusos engañados durante el tiempo que necesitamos para completar nuestro excéntrico experimento conductista.

    Corregir de inmediato, antes de que alguien se haga preguntas sobre nuestra infalibilidad.

    Los de arriba.

    ResponderEliminar
  5. Gracias, recibido. Esta "caterva de ilusos" tampoco han percibido que en la misma línea puse "inexplicabl".

    Esto forma parte del experimento conductista.

    ResponderEliminar